¿Tu hijo no aprende a leer? Podría ser dislexia


¿Tu hijo no aprende a leer? Podría ser dislexia
Cuando los niños manifiestan algún problema de aprendizaje es motivo de preocupación para los padres, generalmente la mayoría de estos trastornos se asocian con complicaciones para leer y hay que estar muy atentos porque se podría tratar de dislexia.

La neuropediatra, Liseth Guirola, señala que la dislexia es un trastorno específico del aprendizaje cuyo origen es neurobiológico, donde el problema radica fundamentalmente en la lectura, caracterizado por fallas en el repaso oral de palabras, textos o en el deletreo. Por lo general, este tipo de desorden no viene solo -explica Guirola- se presenta en combinación con otros trastornos como déficit de atención o la hiperactividad, e inclusive la presencia de una combinación genética desfavorable.

Según la Asociación Internacional para la Dislexia, la prevalencia de esta patología en la población general oscila entre 5% y 10%, es decir, 5 de cada 100 niños pueden ser disléxicos, teniendo una alta incidencia en los índices de fracaso escolar.

La especialista indica que la dislexia suele ser más frecuente en  varones, y aunque explica que no se sabe con exactitud cuál es la correlación exacta o la razón de esta diferencia, también suele aceptarse que existe una relación entre la dislexia y la dominancia manual izquierda (personas zurdas).

¿Cómo saber que sufro de dislexia?

El principal signo es la dificultad lectora -explica Guirola- independiente de la inteligencia, es decir, un niño puede ser disléxico siendo muy inteligente, lo que caracteriza a la dislexia es la falta de habilidad para la lectura. Este trastorno se reconoce durante los primeros años escolares y se manifiesta con la dificultad característica para distinguir y memorizar letras o grupos de letras, falta de orden y ritmo en la colocación, mala estructuración de frases, lo que se evidencia tanto en la lectura como en la escritura. Asimismo -acota la especialista- en un sustancial número de casos el retraso en el desarrollo del lenguaje de los niños es el primer signo relacionado con la presencia de la dislexia; existiendo además un pobre desarrollo del vocabulario y de las estructuras gramaticales.

El mejor tratamiento

Respecto al tratamiento de los niños disléxicos la neuropediatra destaca la  importancia de adaptarlo a cada paciente y centrarse en los siguientes puntos: atención, control visual, percepción visual, discriminación, estructura auditiva y organización temporal. Siendo necesario mejorar el lenguaje oral incluyendo ejercicios de fonética y sintáctica, como paso previo a la corrección de determinados síntomas del lenguaje escrito.

En la actualidad -indica Guirola- existen programas de enseñanza y corrección de la lectoescritura utilizando software educativos, teniendo ventajas a nivel de motivación, reducción de reacciones aversivas, control de parámetros, individualización de contenidos y ritmos de trabajo. En algunos casos existen fármacos que mejoran significativamente la dislexia, pero no aplica a todos los pacientes.

Es preciso un diagnóstico temprano para poder tratar al niño oportunamente -señala la especialista- la dislexia puede ser tratada y obtener unos resultados altamente positivos, sin embargo en ciertos casos cuando el niño presenta alguna lesión cerebral, no puede hablarse de cura total.

Es importante que los padres, maestros y pediatras en general, estén atentos ante la aparición de cualquier problema en la adquisición de la habilidad lectora para acudir oportunamente al especialista, quien determinará el plan de estudio y la terapéutica necesaria para cada paciente de forma individual, lo cual se traducirá en un gran beneficio para los que padecen este trastorno. Debemos recordar a su vez, que no todo niño con dificultades para aprender a leer debe recibir el diagnóstico de dislexia, finaliza la neuropediatra, Liseth Guirola.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Por qué el idioma que hablamos afecta la forma en que vemos los colores

Por qué el idioma que hablamos afecta la forma en que vemos los ...

»

Olvidar podría hacerte más inteligente

Olvidar podría hacerte más inteligente   Nuestro cerebro olvida ...

»

Una nueva píldora electrónica monitoriza los gases intestinales

Una nueva píldora electrónica monitoriza los gases ...

»

De Anatomía de Grey a la vida real: un bolígrafo detecta las células cancerígenas en segundos

De Anatomía de Grey a la vida real: un bolígrafo detecta las ...

»

Regañar a un hijo ajeno si está teniendo un mal comportamiento: ¿sí o no?

Regañar a un hijo ajeno si está teniendo un mal comportamiento: ...

»

Diseñan un dispositivo para que las embarazadas controlen la salud de su bebé

Diseñan un dispositivo para que las embarazadas controlen la salud ...

»

Los implantes dentales fracasan más en los fumadores

Los implantes dentales fracasan más en los fumadores ¿Qué efectos ...

»

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa Te ...

»

La pregunta mágica para frenar una rabieta o un momento de enfado en los niños

La pregunta mágica para frenar una rabieta o un momento de enfado en ...