¿Tú hijo no come? Estos consejos te ayudarán


¿no come?
Una de las consultas más comunes que llegan a los pediatras es la referida a niños inapetentes. Cuando un niño no come la preocupación en los padres es grande, temiendo que su hijo corra el riesgo de malnutrición, pero ¿De verdad es un asunto para alarmarse?, ¿Qué deben hacer los padres ante esta situación?

La pediatra, Dodanim Veliz, explica que la inapetencia es la pérdida del apetito que incluye el rechazo a ciertos alimentos. Es importante aclarar que el niño entre los 2 y 4 años de edad presenta un período de crecimiento lento, por lo tanto, es normal que sus necesidades sean menores y por ende reflejen inapetencia o falta de apetito, acota Veliz.

Según la pediatra, existen otras causas de inapetencia, entre las cuales destacan:

  • Proceso de aprendizaje inadecuado:
  • la ansiedad que reflejan los padres ante uno a varios episodios de inapetencia da lugar a un rechazo a la hora de la comida, de igual forma, la sobrevaloración que ellos mismos hacen en ocasiones de la comida, relacionándola con la salud de sus hijos también da lugar a una excesiva atención e insistencia que incrementa la inapetencia, convirtiéndose en un círculo vicioso difícil de corregir.

    En este aspecto también se encuentra la alimentación selectiva, es decir, el niño sí come, pero deja los alimentos que no le agradan, ya sea por el sabor, las texturas o el color. Muchas veces también dejan de comer para ir a jugar.
    Cabe destacar, que la inapetencia en los niños al momento de las comidas muchas veces se debe a la permisividad que le otorgan los padres en golosinas u otras comidas entre horas y el abuso en alimentos dulces como jugos envasados, refrescos, entre otros alimentos de escaso valor nutritivo.

  • Causas físicas:
  • debido a enfermedades recurrentes como gripes o cuadros virales, brotes dentarios y accidentes. También se puede deber (aunque menos común) a obstrucciones físicas que ocasionan problemas al tragar, reflujo, alergias a alimentos o porque estuvo mucho tiempo intubado y siente miedo al comer.

  • Acontecimientos familiares o sociales:
  • problemas familiares, situaciones de conflicto con los compañeros de estudios, situaciones en las que la madre y el niño no tienen buena interacción, problemas entre los padres y por depresión o diferentes circunstancias, no saben cómo alimentar bien a su hijo. El nacimiento de un nuevo hermano, el fallecimiento de un familiar cercano, cambio de domicilio, inicio de la escolaridad, entre otros.

Consejos para padres

  • La sola falta de apetito sin otro síntoma no debe preocuparte.
  • La valoración médica frecuente te dará la tranquilidad de saber si el peso y la talla son normales.
  • Ármate de paciencia y creatividad, ofrécele alimentos con sabores, texturas y apariencia agradable, que lo inviten a comer.
  • Dale su tiempo al momento de alimentarlo, porque no todos los niños comen con la misma rapidez.
  • No lo alimentes distrayéndolo con juguetes, la televisión u otros modos, el niño no se entera de lo que está comiendo y no adquiere una cultura alimentaria adecuada.
  • No mezcles sabores dulces con sabores salados.
  • Cuando le ofrezcas un alimento nuevo, hazlo poco a poco.
  • No lo obligues a comer.
  • No lo alimentes solo, es importante que comparta con el resto de la familia.
  • No te fijes tanto en la calidad, sino en la variedad de alimentos.
  • Evita o limita el tamaño de las comidas intermedias y el consumo de líquidos o alimentos de baja densidad calórica que interfieren con las comidas principales.

En líneas generales si solo es una inapetencia transitoria, las consecuencias no serán muy significativas en cuanto al crecimiento y desarrollo normal del niño, sin embargo si es persistente y se acompaña de otros síntomas como pérdida de peso o rechazo a todos los alimentos debes acudir a su pediatra para descartar otro tipo de causas orgánicas, finaliza la pediatra, Dodanim Veliz.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

¿A dónde va la grasa cuando perdemos peso?

¿A donde va la grasa cuando perdemos peso El mundo está obsesionado ...

»

El cerebro nunca para de crecer

El cerebro nunca para de crecer Da igual lo mayor que seas. Un ...

»

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo de una (dañina) exposición a ellos

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo ...

»

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo Si ...

»

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa Te ...

»

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad El ...

»

El antídoto a la agresividad

El antídoto a la agresividad Cuando tenemos una actitud agresiva, ...

»

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes ...

»

Qué comer para tener un hígado saludable

Qué comer para tener un hígado saludable Todos los alimentos y ...