Odontología y la atención de pacientes con autismo


Odontología y la atención de pacientes con autismo

Los especialistas y las Administraciones empiezan a tomar conciencia del problema que supone la adicción a las herramientas digitales para el individuo.

 

El 10% de la población mundial presenta discapacidades, tres cuartas partes de la cual no recibe atención odontológica. Dentro de estas discapacidades, el autismo representa un porcentaje importante. Si para algunas personas enfrentarse al odontólogo es un tema que les significa inconvenientes como la inquietud y el miedo, los pacientes autistas suponen un importante reto para los dentistas.

 

Aunque el autismo no se caracteriza por la existencia de alguna condición patológica específica a nivel de salud oral, el paciente autista presenta más enfermedad bucodental que los pacientes sanos, debido a su dificultad para entender y cooperar con su higiene diaria.

 

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los tres primeros años de vida.

 

Los síntomas fundamentales del autismo son dos: deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social, además de patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

 

La hipersensibilidad, al estar fuera de un ambiente conocido, es una característica típica en los pacientes autistas. Esto hace que el tratamiento dental sea todavía más difícil. A las personas autistas no les gustan los cambios en el calendario, los nuevos ruidos, la gente nueva o las actividades desconocidas.

 

Por su propia naturaleza, los pacientes autistas poseen ciertas dificultades:

 

Problemas dentales en pacientes autistas

Higiene dental deficiente: Aunque no se trate de un problema único de las personas autistas, este tipo de pacientes sufre mayores dificultades para mantener una boca sana.

 

Mayor riesgo de caries dental: Los obstáculos para mantener una higiene dental correcta suponen un mayor riesgo de padecer caries. Además, este tipo de pacientes suele ver recompensado su buen comportamiento con dulces, algo que complica aún más su salud bucal.

 

Tendencia a sufrir bruxismo: Muchas personas sufren bruxismo, pero el índice de esta patología es todavía superior en las personas autistas.

 

Autolesiones: Pacientes autistas se muerden los labios u otras partes de la boca de manera instintiva. Esto se puede tratar mediante un protector dental en algunos casos.

 

Problemas relacionados con la medicación: Algunos pacientes sufren convulsiones y se medican para controlarlas. Este tipo de medicamentos puede comportar una mayor sequedad en la boca e incrementa el riesgo de padecer caries.

 

¿Cómo proceder? Técnicas para tratar a los pacientes autistas

 

Gestionar una visita previa para mostrarle e introducirlo en la clínica: Los padres deberían hablar con el odontólogo antes de la visita para explicarle comportamientos usuales del paciente: cómo lograr que se calme y se sienta cómodo. Es importante dejar que el paciente visite la clínica dental para que se familiarice con el entorno, los trabajadores y el material que se utiliza. Esto lo hará sentir más seguro antes de ser atendido.

 

Hacer que la primera visita de tratamiento sea lo más corta posible: Además de poco invasiva, esto reconforta al paciente, es un pequeño paso para regresar en otra instancia. El hecho de que su contacto con el odontólogo sea progresivo, avanzando a procedimientos cada vez más complejos, le otorga calma y ayuda a que se transforme en un hábito.

 

Es aconsejable dar un breve paseo por la consulta y mostrársela al paciente, para que se familiarice con el mobiliario, los sanitarios y el instrumental. Los niños con autismo necesitan uniformidad y continuidad en su entorno.

 

Mantener la comunicación todo el tiempo: El odontólogo debe explicarle al paciente qué es lo que hará en cada momento, qué instrumentos va a utilizar en el procedimiento, cómo le afectará esto y cuánto tiempo durará. El paciente debe sentirse capaz de preguntar cualquier cosa y saber que si realiza un movimiento concreto, el odontólogo entenderá que debe detenerse.

 

Debido al complejo cuadro que presentan, un método es conocer las características del niño autista a nivel biológico, psicológico, social y de su sistema estomatognático, para poder así diseñar un abordaje conductual adecuado para cada paciente que acuda a la consulta.

 

Que los padres le acompañen si lo necesita: Esto depende de lo que decidan los padres en conjunto con el dentista. Algunos están más tranquilos con ellos en la habitación, mientras que para otros es más bien perjudicial. Se trata de una decisión que se debe revisar caso a caso.

 

Incluso, en otros casos, se utilizan animales para ayudar al paciente. Mira el video de Zucca, el perro que coopera con niños autistas y logra que sean atendidos con éxito:

 

Posible uso de anestesia general o sedación consciente: Los tratamientos dentales más invasivos como las extracciones, los rellenos dentales o incluso las radiografías, pueden hacerse bajo anestesia general si el comportamiento del paciente no permite actuar con normalidad o compromete su propia salud dental y general.

 

En algunos casos extremos, también puede requerirse el uso de restricciones físicas, algo que debe valorarse con mucho cuidado, aunque ha demostrado ser efectivo para el tratamiento de pacientes con autismo, especialmente, los que sufren síndrome de Asperger, que suelen calmarse con el uso de elementos para su inmovilización.

 

Los odontólogos deben enseñar a los padres a generar hábitos desde una edad temprana

 

“La situación dental depende de la asistencia que estos pacientes tienen con la higiene oral diaria, siendo necesario instaurar hábitos regulares de higiene desde edades tempranas, puesto que el niño autista suele aceptar todo aquello que es una rutina“, afirma Virginia Martín López, Máster en Odontología Integrada del Adulto y Pacientes Especiales de la Universidad de Sevilla.

 

En estos casos, los odontólogos tienen la responsabilidad de enseñar a los padres instrucciones sobre higiene oral y así generar un mayor entrenamiento para los pacientes, con el objetivo de incrementar sus habilidades motoras y conseguir una higiene oral más eficaz.

 

Las personas con Trastornos del Espectro Autista son excelentes pensadores visuales, es decir, comprenden, asimilan y retienen mejor la información que se les presenta de manera visual. Frente a la información verbal (que utiliza el canal auditivo, es abstracta y desaparece), las imágenes permanecen en el tiempo e implican un menor nivel de abstracción.

 

Para el cuidado bucodental diario, se recomienda el uso de pictogramas o ilustraciones, estas deben estar en lugar visible para que el niño pueda verlas y no se olvide de esa rutina. Son útiles para el cepillado y para relacionar al paciente directamente con el odontólogo.

 

Esa característica de representar información de manera visual, permanente y concreta se ajusta a las características específicas del pensamiento de una persona con autismo, lo que ha hecho que el empleo de los apoyos visuales se haya convertido en una de las estrategias básicas y fundamentales en todos los procesos de enseñanza-aprendizaje de las personas con TEA.

 

“Estas medidas, junto con el recordatorio de la importancia de las revisiones periódicas, previenen problemas más serios, evitando el estrés que tratamientos más complejos puede ocasionar al paciente y su entorno”, añade Virginia Martín.

 

El personal de la clínica odontológica que atienda al niño autista debe conocer los protocolos de desensibilización sistemática que existen, con la finalidad de evitar situaciones de rechazo a futuros tratamientos odontológicos por parte de estos niños.

 

El empleo de estos sistemas reduce la necesidad de la realización de procedimientos odontológicos bajo condiciones de sedación o anestesia general.

 

FUENTE: Mundo Odontólogo

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Echarse la siesta es bueno para la memoria

Echarse la siesta es bueno para la memoria Durante ese pasajero ...

»

Asma y piscina

Asma y piscina Llegan el calor, el verano. y las piscinas en el mes ...

»

La nueva moda antiestrés: el orgasmo cerebral

La nueva moda antiestrés: el orgasmo cerebral Si a alguien le ...

»

Cómo superar (según la ciencia) una ruptura amorosa

Cómo superar (según la ciencia) una ruptura amorosa Hay pocas cosas ...

»

Logran curar con terapia génica la diabetes tipo 2 y la obesidad en ratones

Logran curar con terapia génica la diabetes tipo 2 y la obesidad en ...

»

La forma del cerebelo podría estar vinculada al autismo

La forma del cerebelo podría estar vinculada al autismo Esta parte ...

»

Un parche autoadhesivo para tratar las úlceras bucales

Un parche autoadhesivo para tratar las úlceras bucales El ...

»

Las comidas picantes te pueden alargar la vida

Las comidas picantes te pueden alargar la vida Algunos de ellos son ...

»

La piel electrónica permite sentir el tacto y el dolor a través de las prótesis

La piel electrónica permite sentir el tacto y el dolor a través de ...