Grupo editorialrssWordpress

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ediciones anteriores

Autor: Karina Díaz Da Silva

        12/12/2013

Alimentación más allá de la lactancia


Los pediatras y especialistas en nutrición infantil, sostienen que el mejor alimento para los bebés es, sin duda, la lactancia materna. Sin embargo, es importante saber en qué momento se le debe proporcionar otro tipo de comidas, de manera progresiva y que se traduzca en una fuente de nutrientes necesarios para su desarrollo y crecimiento, sin que signifique eliminar del todo el acto de amamantar.

La pediatra y puericultor, Angie Rodríguez indica que es a partir de los seis meses de nacido cuando se comienza a incorporar más elementos a la ingesta de los pequeños. No obstante, este período conocido como ablactación o alimentación complementaria, debe ser supervisado siempre por el médico tratante. 

En general, la especialista explica que este parámetro no es escogido al azar, sino que se toma en cuenta la propia naturaleza de la anatomía del bebé. Se considera que en esta etapa ya el lactante ha llegado a una etapa de maduración neurológica, gastrointestinal y renal caracterizada, además que va desapareciendo el reflejo de extrusión, evidente cuando el niño expulsa hacia afuera de su boca la cuchara o cualquier alimento semisólido con su lengua. Asimismo, a esta edad ya el pequeño tiene la capacidad de sentarse por su cuenta, posición ideal para comer.

Por otra parte, Rodríguez aclara que este periodo de ablactación se extiende hasta que el bebé cumpla un año, momento en que el niño debe estar adaptado por completo a la dieta familiar.

A continuación, se detallan unos tips para el bienestar durante esta hermosa etapa, tanto el bebé como para sus padres:

1. No introducir más de un alimento a la vez. La especialista asegura que lo ideal es ir probando si el niño tolera y no experimenta rechazo hacia alguna comida. 
2. Iniciar con verduras y frutas cocidas, tipo crema, sopa, puré o colados. De esta manera, el bebé irá adaptando su paladar al nuevo alimento.
3. No agregar ningún tipo de condimento a la preparación. Con esto, no solo garantizamos que el niño aprenda a diferenciar los sabores de cada alimento, sino que evitamos sumar calorías innecesarias a cada plato. 
4. En caso de ofrecer jugos naturales, no agregar azúcar. Con la fructosa es más que suficiente y así se evita la aparición de las primeras caries, sobre todo si se suministra en la noche.
5. Cada niño tiene su ritmo diferente. Rodríguez asegura que no se trata de una competencia, pues la presión social muchas veces juega un papel importante en esta etapa. Por eso, se debe comenzar con tres cucharaditas de verdura o fruta, hasta que el bebé se sienta satisfecho. No hay que forzarlo ni actuar con agresividad para que coma.
6. No incluir huevos, pescado o productos del mar, frutas cítricas y lo que considere el pediatra, pues su organismo no está preparado para tolerar ciertos alimentos.
7. Nunca eliminar por completo la lactancia materna, pues como bien lo dice el nombre, es una alimentación complementaria. 

Para concluir, la pediatra indica que esta etapa propicia que la madre y el padre se compenetren más en el cuidado de su bebé, es tiempo de aprendizaje y paciencia que recomienda aprovechar al máximo con la dedicación y emoción que ameritan, pues son momentos que no se vuelven a vivir.

Colaborador: 

Dr. Angie V. Rodríguez

Pediatría


RECOMENDAR NOTICIA:



Estrés laboral, enemigo más allá del trabajo

El privilegio de sentirse a gusto con el lugar donde se pasa la mayoría de tiempo lo gozan pocas personas, de hecho según la inves

Inmuniza a tus hijos de por vida

En algún momento, los niños pasarán por alguna enfermedad. Es nuestro deber como padres contar con las precauciones básicas para q

El trigo: una amenaza para la salud

Las dietas sin gluten podrían pronto dejar de ser una moda y convertirse en una necesidad, advierte un estudio que revela que las

Bella y embarazada

El embarazo es una hermosa etapa en la vida de una mujer, hay quienes se  vuelven radiantes y otras se sienten gordas y desfa

Protege a tu familia de la brucelosis

Debido a los grandes avances tecnológicos y las grandes urbes que existen en la actualidad, muchas enfermedades de medios rurales

Mejora el ánimo con buena alimentación

Todas las personas son susceptibles a sufrir depresiones ocasionales, tal vez no tan graves como para ser tratadas con medicación.

8 soluciones para el cólico de tu bebé

Si tu bebé llora constantemente durante más de tres horas consecutivas y el llanto te desgasta y desespera tanto al punto de tener

Contacto total con el rostro

La belleza del rostro puede estar al alcance de los dedos con los auto masajes faciales que estimula la circulación sanguínea y ac

¿Qué hacer si mi hijo tiene fiebre?

Una de las grandes preocupaciones de los padres es notar que su pequeño tiene fiebre, y aunque no es una enfermedad ni se trata de

Email:

Contraseña:

Olvide mi contraseña

Registrarse

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player