Dos litros de agua al día


Dos litros de agua al día
La idea de que resulta beneficioso tomar al menos dos litros de agua al día carecería de base científica y a menudo es promovida por empresas que venden agua dulce, estiman algunos expertos.

El impacto positivo derivado del consumo del agua dulce es indudable: No solo tiene un efecto desintoxicante, sino que puede reducir problemas de riñón o, sencillamente, nos ayuda a tener mejor aspecto. Al mismo tiempo se sabe que los seres vivos no pueden aguantar mucho tiempo sin agua. Pero, ¿por qué se volvió universal la idea que tenemos que tomar obligatoriamente dos litros de agua diarios?

Que la abundancia de agua en el organismo debe ser necesariamente algo bueno, en tanto en cuanto su carencia es mala, es una idea que carece de lógica, escribe el doctor Chris van Tulleken, del Hospital de la Universidad Colegio de Londres. En realidad no existen pruebas científicas de que dos litros de agua diarios sean necesarios. En cambio, dicha idea es promovida activamente por empresas que venden agua, afirma el doctor. De la misma forma, recuerda, dichas empresas patrocinan estudios científicos que afirman lo contrario.

Lo que si es cierto es que si es necesario consumir dos litros de líquido al día, no solo se trata de agua potable, sino de todos los líquidos que se consumen, ya que los alimentos contienen mucho líquido, así como el café o el té, e incluso el alcohol, explica el doctor. Al menos así es para las personas que viven en países con clima moderado y que no hacen demasiado ejercicio físico. Aunque, según un estudio llevado acabo por científicos australianos, la deshidratación no afecta de manera negativa al rendimiento deportivo.

De la misma forma, tampoco se puede decir que dos litros adicionales de agua al día pueden resultar dañinos.

El mecanismo de consumo de agua por parte del organismo es similar al mecanismo de consumo de oxígeno, explica van Tulleken. Una persona no puede empezar a respirar más aire o menos aire solo porque alguien le diga que tiene que hacerlo, y lo mismo pasa con el agua. Si una persona toma demasiada, entonces va al baño más a menudo. Si toma menos, tiene sed y va con menos frecuencia al baño.

De hecho, la deshidratación puede tener consecuencias tan negativas como la hiperhidratación, también conocida como intoxicación por agua, recuerda el doctor.

Así, pues, la receta parece simple y evidente: si tiene sed, tome agua, y no la tome si no quiere. Y también le hará bien la comida sana que por sí contiene líquidos.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

¿A dónde va la grasa cuando perdemos peso?

¿A donde va la grasa cuando perdemos peso El mundo está obsesionado ...

»

El cerebro nunca para de crecer

El cerebro nunca para de crecer Da igual lo mayor que seas. Un ...

»

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo de una (dañina) exposición a ellos

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo ...

»

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo Si ...

»

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa Te ...

»

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad El ...

»

El antídoto a la agresividad

El antídoto a la agresividad Cuando tenemos una actitud agresiva, ...

»

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes ...

»

Qué comer para tener un hígado saludable

Qué comer para tener un hígado saludable Todos los alimentos y ...