Cuidado con el pie de atleta


(Barquisimeto. Ciencia Médica al Día)-. Al escuchar “pie de atleta” podemos pensar que es un problema exclusivo de los deportistas, sin embargo, es un error, el pie de atleta se refiere a una enfermedad de la piel que no respeta sexo ni edad, además puede ser contagiada con extrema facilidad.

Para el dermatólogo, Emilio Mehrez, el pie de atleta (tinea pedis) es una infección generalizada por hongos en la piel, fácil de detectar por obvias alteraciones en los pies, que van desde ardor, picor, mal olor, descamación de la piel hasta, ampollas entre los dedos y la planta del pie.

Hongo responsable

Este trastorno es causado por la presencia de hongos dermatofitos que crecen en los dedos, manifiesta el especialista. A menudo, el hongo ataca los pies porque los zapatos crean un ambiente cálido, oscuro y húmedo que facilita su crecimiento, convirtiéndose en una zona “caldo de cultivo” muy similar a las áreas alrededor de piscinas, duchas y vestuarios.
Los síntomas tienden a surgir desmesuradamente, en un principio la infección afecta los dedos de un pie pero lo más probable es que el otro sea consecuente con este, aclara Mehrez, los síntomas del pie de atleta, individualmente o combinados son:
• Piel seca.
• Descamación con picor.
• Inflamación y ampollas, a menudo llevan a agrietamiento de la piel.

Cuando se rompe la ampolla, pequeñas áreas de tejido quedan expuestas, causando dolor e hinchazón y, el picor puede incrementarse al extenderse la infección, debido a que los organismos que causan el pie de atleta pueden sobrevivir largos perio dos y en consecuencia, la infección tiene
la posibilidad de llegar a otras partes del cuerpo a través de sábanas o ropa contaminada.

“El pie de atleta puede extenderse a las plantas de los pies, uñas u otras partes del cuerpo, notablemente la entrepierna y las axilas, si se rasca la infección y luego se tocan estas zonas. Algunas áreas que actúan como “caldo de cultivo” en nuestros hogares pueden ser los baños, toallas o calzados”, acota Mehrez.

Recomendaciones

– Visita con frecuencia tu médico dermatólogo de preferencia para brindarle un buen cuidado a la piel. Evitar el pie de atleta puede ser muy facíl pero siempre de la mano de un especialista.
– Recuerda secar completamente los pies y los espacios entre los dedos luego de lavarlos, utilizar calcetines de algodón y cambiarlos cada día.
– Desinfecta con antifungicos todos los objetos que puedan extender el hongo, por ejemplo, calzado y calcetines, de esta forma los agentes no podrán extenderse, finaliza el Dermatólogo, Emilio Mehrez.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo de una (dañina) exposición a ellos

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo ...

»

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo Si ...

»

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa Te ...

»

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad El ...

»

El antídoto a la agresividad

El antídoto a la agresividad Cuando tenemos una actitud agresiva, ...

»

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes ...

»

Qué comer para tener un hígado saludable

Qué comer para tener un hígado saludable Todos los alimentos y ...

»

Descubren un nuevo órgano humano que ayudaría al cáncer a propagarse

Descubren un nuevo órgano humano que ayudaría al cáncer a ...

»

Síntomas de la hipocondría

Síntomas de la hipocondría La hipocondría es una actitud que las ...