Comer en navidad sin remordimientos


navidad sin remordimientos
Se acerca la navidad y quizás sea el periodo más entrañable del año, tal vez por decreto, en algunas personas despierta tantas emociones, a favor como en contra. Pero sin duda, la lista de cosas bonitas en las fiestas es aproximadamente más larga que las desventajas, como la unión, el amor y el delicioso dulce de lechosa de la abuela.

La verdad es, que de encuentro en encuentro y de cena en cena, siempre llegamos a enero con algunos kilos de más, por ello te regalamos unos consejos para no privarte del sabor navideño y recibir el año próximo pavoneándote porque no has perdido tu figura.

En Venezuela tenemos diversas recetas para la época, como el plato típico navideño: hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina y pernil, una presentación tan popular, que sin ganas de desmoralizar, según el Instituto Nacional de Nutrición, consta de aproximadamente 2.200 kilocalorías, una cantidad que va en acenso dependiendo de los platos que se agreguen.

Según la nutricionista, Henedina Belandria, las fiestas para algunas personas son sinónimo de comer sin control calórico.

no se trata de privarse de los gustos más sí de equilibrar el significado de la ingesta saludable.señala.

Por ejemplo, si en la cena se ha comido una hallaca, lo más favorable es dejar el pan de jamón para el día siguiente y servirlo en el desayuno o el almuerzo.

Se puede comer de todo, pero con equilibrio y responsabilidad -afianza Belandria- las bebidas alcoholicas son muy calóricas y el tradicional ponche crema contiene azúcar, grasa de los huevos y a veces leche condensada. “El exceso de alcohol es nocivo para la salud, por tanto, la moderación es primordial durante el mes de diciembre” acota.

No pierdas de vista lo que bebes y comes

Existe un mal habito común y es comer sin tener hambre, posiblemente, sea un introyecto basado en la frase “come por respeto” pero a la larga puede ocasionar malestar posterior al consumo de alimentos, señala Belandria. Para un mejor proceso digestivo, lo ideal es cuidar la cantidad, así como la calidad de lo que comemos, sirviéndote una ración mediana, para degustarla lentamente mientras saboreas y disfrutas tu elección.

La nutricionista, señala que por lo general, la mayoría de las personas ingieren dos platos navideños diarios, mientras que lo ideal se ajusta a dos hallacas a la semana. Las personas escuchan “comer saludable y se aterran” se trata de comer despacio y masticar bien las preparaciones en nuestra boca, algo que favorece la insalivación de los alimentos, mejora el trabajo digestivo y nos ayuda a registrar lo que comemos, favoreciendo la saciedad.

El cuerpo no se va de vacaciones

Dar continuidad a la rutina de ejercicios; salir a caminar o trotar, saltar la cuerda o hacer pilates, sigue siendo tan fundamental y favorable en navidad como en el resto del año. La frase “lo rebajo en enero” es un mecanismo de evitación y generador de ingesta poco saludable. Seguir con la rutina de ejercicios en cualquier lugar abierto es apropiado, un acto bondadoso para compensar la ingesta de comida y por lo tanto el no aumentar tanto de peso, aconseja la nutricionista.

Reglas de oro en Navidad

La especialista afirma que realizar tres comidas principales y por lo menos dos meriendas al día; beber abundante agua (8 –10 vasos diarios) y moderar el consumo de bebidas alcohólicas, son básicamente, los fundamentos de unas felices y digestivas fiestas. “Simplemente debemos recordar que los buenos hábitos no toman vacaciones y que nuestra salud bien merece el uso del sentido común, sin que ello signifique que se nos agüe la fiesta” finaliza la nutricionista, Henedina Belandria.

Comparte lectura saludable:


Recientemente Publicado

»

¿A dónde va la grasa cuando perdemos peso?

¿A donde va la grasa cuando perdemos peso El mundo está obsesionado ...

»

El cerebro nunca para de crecer

El cerebro nunca para de crecer Da igual lo mayor que seas. Un ...

»

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo de una (dañina) exposición a ellos

Qué son los ftalatos y por qué comer fuera puede aumentar el riesgo ...

»

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo

Aprende a llevar mejor el dolor pélvico durante tu embarazo Si ...

»

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa

Cuando el dolor de cabeza es algo más: la cefalea migrañosa Te ...

»

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad

Las personas con diabetes tienen el doble de riesgo de mortalidad El ...

»

El antídoto a la agresividad

El antídoto a la agresividad Cuando tenemos una actitud agresiva, ...

»

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos

Una app detecta riesgo cardiovascular en pacientes ...

»

Qué comer para tener un hígado saludable

Qué comer para tener un hígado saludable Todos los alimentos y ...